Escuchar- comunicar: hábito proactivo 4

Saber escuchar antes de pretender ser comprendido es una de las claves para lograr una buena comunicación. Este es uno de los hábitos más importantes en diplomacia y el que mejor se adapta a las relaciones humanas de todos los días. Para solucionar problemas y conflictos diarios que implican la participación de varias personas es sumamente valioso atender al hábito proactivo 4, de saber escuchar para poder comunicar.

“Hay quien cree contradecirnos cuando no hace más que repetir su opinión sin atender la nuestra”.
Johann Wolfgang Goethe

En las relaciones humanas, los conflictos surgen principalmente debido a una falta de entendimiento. Si no hay entendimiento, no hay comprensión y no entendemos porque no sabemos escuchar.

Escuchar al otro cuando habla, intentar comprender y luego contestar o actuar. Si anteponemos nuestra necesidad de ser escuchados a oír lo que tiene que decir el otro, difícilmente podamos llegar a un acuerdo, pues es posible que el otro tampoco escuche, ya que esta práctica es bastante común en todos los seres humanos.

El hábito proactivo de la escucha es esencial para poder comprender el problema con una perspectiva más amplia. Saber escuchar redunda en el beneficio de todos.

“¡Escucha! O tu lengua te volverá sordo”

Adagio Cheroqui


Te Puede Interesar

Leave a Comment