El Triángulo de la Manifestación Mágica

Esta es una fase que indica el principio de la manifestación mágica.

Este principio básico se basa en el número tres. Es una creencia metafísica de que al fin de manifestar algo, los tres componentes deben unirse. Estos componentes son el tiempo, el espacio y la energía.

El funcionamiento de los componentes es tal que si un tiempo y un espacio se seleccionan en el que la energía se dirige, se producirá una manifestación.

Un método conveniente de dirigir la energía es a través de un triángulo formado con las dos manos, colocando hacia arriba las puntas de los dedos índices juntos, y juntando los dos pulgares abajo mientras los otros dedos permanecen extendidos.

Este gesto simbólico se puede emplear en un ritual, mientras cantamos o al cargar de energía a un objeto.


Te Puede Interesar

Leave a Comment