El saludo al Sol

El Saludo al Sol fue creado como "Acción de Gracias al Sol", según la mitología india. Saludar al Sol es recibir la energía del macrocosmos. Este saludo al Sol, símbolo de la energía y la luz, en sánscrito (antigua lengua de la India) se nombra Suryanamaskara, donde Surya significa Sol; y namaskara, saludo, bienvenida.
Las civilizaciones antiguas, en sentido general, asociaron al Sol con la vida, convirtiéndose éste en motivo de adoración por lo que son muchos los dioses vinculados al Astro Rey.
En la India, durante siglos se ha rezado al Sol, Surya, como una deidad principal. Los arios cristalizan la imagen del Surya debido al culto que en Egipto y Persia se rendía al Sol y usaron el loto y la Swastica como sus símbolos. Muchos cantos, oraciones y templos se han erigido al Dios Sol, y son numerosos los templos que se dedican exclusivamente al Surya.

El Saludo al Sol
Considerado en el Yoga como un clásico ejercicio de calentamiento, lo conforman varias posiciones que se realizan de forma continuada, proporcionándole al cuerpo movimientos con los cuales se logra expandir y cargar de energía al plexo solar, que es la zona de nuestro cuerpo considerada como "Cerebro Abdominal" y "Gran Depósito Central de Energía", situada detrás de la boca del estómago y a cada lado de la columna vertebral.
Al ejecutar el Saludo al Sol se conjugan posiciones de estiramientos con una inspiración profunda por la nariz, que llena de aire los pulmones desde su base, extendiendo el área abdominal hasta la parte alta del tórax o área clavicular y cuando nos doblamos, exhalamos o expulsamos por la nariz el aire retenido contrayendo los músculos abdominales. Las horas recomendadas para practicar este ejercicio son al amanecer, al mediodía y al atardecer, siempre dirigiendo nuestro cuerpo hacia donde esté el Sol para cargarnos de su energía. Se puede ejecutar a la sombra e incluso en locales cerrados, preferiblemente descalzos, con ropa holgada y el estómago vacío.
En el Saludo al Sol es importante moverse con elegancia desde un movimiento a otro, manteniendo una perfecta alineación de la columna vertebral, lo cual le ayudará a mantener una buena postura y aumentar la flexibilidad. Al ejecutarlo, evite la indiferencia y la mecánica. Hay que pensar en lo que se hace y para qué se hace; su mente estará dirigida a eliminar depresiones, angustias, rencores, malestar y cualquier otro sentimiento o sensación que sea negativa, expulsándolas del centro de su corazón, de su pecho y elévelas al Poder Cósmico Universal para que lo disuelva y lo transmute. Lleve a su mente pensamientos de paz y armonía con la naturaleza, y logrará el propósito deseado.
Al efectuar la serie del Saludo al Sol obtendrá los siguientes beneficios:
1. Eliminará depresiones y ansiedades que se acumulan en el Plexo Solar (Centro de Energía Mayor).
2. Aumentará su elasticidad y vitalidad.
3. Fortalecerá el sistema nervioso.
4. Purificará y oxigenará más su sangre.
5. Aumentará el flujo de energía por todos los chakras o centros energéticos de su cuerpo.
6. Incrementará la fortaleza y el bienestar general.
Con la práctica regular del Saludo al Sol usted podrá adquirir un porte y movimientos más elegantes, sintiéndose rejuvenecido y calmado, con fuerzas y energías en todas las partes del cuerpo.


Te Puede Interesar

Leave a Comment