El Qi y la tradición espiritual

El Qi se define como el principio espiritual del cosmos y de la presencia de la vida. El Qi es el principio vital o el latido de las cosas y meditar sobre él consigue que el individuo se aproxime a una empatía profunda, hacia los seres humanos, hacia todos los procesos de la naturaleza, desde los seres vivos hastas materias inertes en transformación. Y el mesmerismo, que veíamos en el artículo anterior, interactúa con él. El Qi se relaciona con el “aire” que rodea los elementos.

Religiones y corrientes filosóficas como el taoísmo, el budismo, el yoga interpretan el concepto de Qi de diferentes maneras. En la medicina tradicional china estaría más vinculado a la idea de “aire”, por su significado literal en mandarín, que al magnetismo.

El Qi es un principio espiritual del Cosmos y de la presencia de Vida.

De la misma manera que se entiende que existe una energía que mantiene unidos a los átomos en la materia, el Qi es el trasfondo de la vida misma, de todo lo que existe. Se dice que el Qi es el “principio vital”, el “latido” de todas las cosas… y que es necesario meditar en él.

 

La meditación y el Qi

Mediante la meditación es posible sentir y comprender, por la intuición profunda, ese flujo universal y por lo tanto aproximarse al sentido que tienen todas las cosas. La meditación consigue que el practicante pueda hacer realidad una práctica espiritual o mística que le hará aproximarse a cierto tipo de empatía con los demás seres humanos y con todas las cosas que interactúan en los procesos naturales, sean éstas seres vivos o materias inertes en transformación. Sentir la energía del universo es una gran herramienta a la hora de interpretar estados de ánimo de una persona que se quiere ayudar.

 


Posts Relacionados :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *