El Plomo en la Alquimia

El plomo, en términos alquímicos, definitivamente tiene una naturaleza andrógina con cualidades de frío y humedad, lo que lo convierte en una sustancia arcana que representa la materia prima sin brillo. Por esta razón, se considera que el plomo es similar a Adán y se dice que es el homólogo del planeta Saturno. El símbolo alquímico para el plomo es un anciano con una pierna de madera y una guadaña.

En la alquimia se considera que ell plomo es el equivalente de Saturno, y que en su naturaleza andrógina es benigno y maléfico, por lo que su presencia puede representar los peores sucesos o la purificación.

El plomo representa las impurezas de los metales y de los seres humanos, se dice que señala las vejaciones y problemas que Dios le pone a la gente para traerlos de vuelta al arrepentimiento. Otros dicen que representa los problemas de la vida que el hombre tiene que superar con el fin de perfeccionarse a sí mismo.

Lo que lleva a este pensamiento es que en la antigüedad las quemaduras con plomo se utilizaban para quemar todas las impurezas, así, las tribulaciones de la vida son metafóricas con el plomo, ya que se pretende limpiar a las personas de las imperfecciones en las que incurran.

Los babilonios conocían el plomo como un antimonio poderoso por el veneno acumulativo que contiene; según la tradición, algunos dijeron que lograron la transmutación con éxito cuando la Piedra Filosofal era rociada con plomo.

 

 

 

Te Puede Interesar

Leave a Comment