El matrimonio de los dioses

Recientes investigaciones sugieren que la tercera fase de Stonehenge podría haber sido construida para celebrar el matrimonio anual de la Gran Diosa y el Dios del cielo, esto puede explicar la consumación del matrimonio celestial, que se actuaba ritualmente por el juego de luces y sombras entre las piedras verticales.

Según la teoría de los especialistas, la forma de herradura de las piedras del centro representan el vientre de la Diosa Madre; con el fin de llegar a ella, los rayos del sol en el solsticio de verano pasaban a través de la piedra de Heal, que había sido colocada deliberadamente al este del monumento que representaba el cuerpo de la Diosa. Inmediatamente después de la salida del sol sin obstáculos, se formaba una sombra que representa el falo del dios del cielo.

Dicha sombra entraba en el arco central del anillo principal y llegaba a la piedra del altar, cuyas partículas de mica ayudaban a los destellos de las piedras. El momento del clímax se produce cuando la sombra fálica apaga su luz, el retiro de la sombra representa la retirada.

Incluso con el monumento en su actual estado semi-ruinoso, en algunos días alrededor del solsticio de verano los visitantes todavía pueden presenciar este ritual de fertilidad.


Te Puede Interesar

Leave a Comment