El Efecto Pantógrafo

Existen muchos estudios sobre los fenómenos paranormales que han sido literalmente escondidos del conocimiento público, pues sus revelaciones confirman las sospechas de la existencia de sucesos que van más allá de nuestra comprensión; uno de esas investigaciones fue la realizada por el físico Herbert Benson, y que fue ocultada por más de 40 años.

En los años 60, Benson mudó su laboratorio de operaciones al interior de Londres, en principio para huir del bullicio de la ciudad y trabajar en sus experimentos con más calma; sin embargo, al estudiar los fenómenos eléctricos normales de la física, se encontró con el fenómeno de voces electrónicas, ya que logro grabar muchas de estas manifestaciones sin estarlas buscando.

Gracias a este descubrimiento fortuito, empezó a buscar de manera sistemática diversos sitios en los que consiguió grabar estas voces, lo que se constituyó más tarde en su tema de investigación principal.

En la década de los 70, Benson fue invitado a seguir sus estudios en la Unión Soviética, ya que debido a la Guerra Fría, se realizaron diversas investigaciones clandestinas tratando de averiguar las mejores formas de atacar al enemigo, a través del uso militar de la capacidad psíquica.

Uno de sus mayores descubrimientos fue el efecto Pantógrafo, que indica que cuando ocurre un suceso en este mundo, tiene consecuencias parecidas en otros planos paralelos de ese mismo mundo; recalcando el pensamiento de Hipócrates que decía que “los mundos se mantienen unidos por afinidades ocultas o hilos muy finos”.

Obviamente se necesita mucha más investigación de este fenómeno, sin embargo, este fue el inicio de un tema nuevo e interesante en el mundo de lo paranormal, que resalta una vez más la secuencia de causa y efecto, entrelazando los diversos planos paralelos que pueden existir de una misma realidad.


Te Puede Interesar

Leave a Comment