El Dios con Cuernos

Es reconocido que en la brujería o religión neo-pagana se hace mucho hincapié en la diosa, pues la mujer es la representación de la divinidad; sin embargo, el dios con cuernos o Cernunnous, es igualmente importante. Cernunnous contribuye al papel del hombre en la polaridad masculino-femenino.

En los ritos este dios es personificado por el sumo sacerdote, al igual que la diosa es personificado por la suma sacerdotisa; el sumo sacerdote a veces lleva un tocado de astas o un casco con cuernos.

El sumo sacerdote también personifica al dios cornudo en el desempeño de sus deberes como guardián y custodio de la secta; la realización de estas funciones le permite la sacerdotisa la libertad y seguridad para llevar a cabo el trabajo espiritual de la secta.

Se cree que el dios cornudo representa la sexualidad, la vitalidad, la caza, la lógica y el poder; pero a pesar de todo su poder no se aprovecha de sus atributos, sino que más bien se le considera como un dios suave, tierno y compasivo de una manera masculina. Su proyección en el neo-paganismo se dirige al cazador eterno, y a su vez, también representa al animal que es cazado.

Él es la bestia que se sacrifica para que la vida humana puede continuar, así como a su vez es el que sacrifica a la bestia; también es visto como el sol, que eternamente caza a la luna en el cielo.

Los cuernos representan su dominio sobre los bosques, y su asociación con el toro y el carnero, quienes son los consortes de la Diosa; de igual modo, simbolizan la luna creciente.

Los neo-paganos no asocian al dios con cuernos con el diablo, pues dicen que los cristianos han tratado de crear confusión al hacer esa conexión, y así evitar la adoración de esta deidad.


Te Puede Interesar

Leave a Comment