El Camino

El “Camino” representa una importante enseñanza teosófica. El término se utiliza en diferentes sentidos para denotar no sólo la propia trayectoria, sino también el sendero de probación a lo largo de la cual un hombre debe viajar antes de que pueda entrar al primero.

Impulsado por el deseo profundo por el servicio a Dios y sus semejantes, el hombre primero comienza este viaje para dedicarse de lleno a este servicio. Al entrar en el Sendero de Probación, se convertirá en el chela o discípulo de uno de los hombres perfeccionados que han terminado el gran viaje, y se dedica a la adquisición de cuatro requisitos:

  • El conocimiento de lo que sólo es real.
  • El rechazo de lo que es irreal.
  • Conocer los seis atributos mentales de control sobre el pensamiento, el control sobre la acción exterior, la tolerancia, la resistencia, la fe y el equilibrio.
  • El deseo de ser uno con Dios.

Durante este período de esfuerzo para adquirir estas cualificaciones, los Chela avanzan en muchos aspectos, pues además de obtener consejos de su Maestro, también debe impartirlo a través de la meditación para trabajar en el mejoramiento de su compañeros.

Existen varias etapas que se siguen el en camino. En la primera etapa hay tres obstáculos o, como comúnmente se les denominan, grillos, en la que la duda que debe ser limpiada por el conocimiento, y la superstición debe ser limpiada por el descubrimiento de lo que en verdad es real.

En la segunda etapa del recorrido, viene la conciencia de que la vida terrenal es corta.

En la tercera etapa, el hombre debe desatar el deseo y la aversión, y ahora su conocimiento se vuelve agudo y penetrante y puede mirar profundamente en el corazón de las cosas.

En la cuarta etapa, el iniciado finalmente se libera de ataduras -el deseo de vida, ya sea física o no, y el sentido de la diferencia individual de sus semejantes- ahora ha llegado al final de su viaje, y ya no se preocupa por el pecado o cualquier cosa que le impide entrar en el estado de felicidad suprema en la que se reencuentra con la conciencia divina.

Posts Relacionados :

Te Puede Interesar

Leave a Comment