El camino profético: meditación en la Cábala Estática

Quizás la práctica más importante de la Cábala es la meditación, según los cabalistas estáticos, la meditación era el método utilizado por los antiguos para alcanzar la unión profética, la cual, como Maimónides explicó, era una consecuencia del favor divino concedido a la persona que se había perfeccionado en sus facultades mentales, imaginativas y morales.

Según los escritos de los cabalistas estáticos, el Camino Profético se divide en las siguientes etapas:

  • Atención plena.
  • Concentración.
  • Quietud.
  • Introversión.
  • Silencio.
  • Inspiración divina.
  • Profecía.

Etapas de la meditación del Camino Profético

La primera etapa de la ruta de la meditación es designado por el Hazkarah, término hebreo que literalmente significa “recuerdo”. Contextualmente, la tradición judía asocia invariablemente todos los incidentes del recuerdo con una verbalización que lo acompaña.

La atención plena es el punto de origen de todas las novedades referentes a los métodos de la Cábala estática, porque sus raíces se originan en la mente en un estado de conciencia espontánea. Es a partir de este estado receptivo de la mente que el cabalista reconfigura la mente en un estado activo de la concentración, designado por el Devekut término hebreo (literalmente “adhesión”).

Esta configuración conduce a un concentrado resonante, que centra toda la atención y de la absorción total en el objeto de concentración, que posteriormente se traduce en un estado de equilibrio casi perfecto.

En esta etapa se llega a un estado de silencio, tanto mental como físico, que prepara a la persona que medita para entrar en las siguientes etapas de la meditación.

Estas etapas anteriores son las que están bajo el control directo del cabalista, y al alcanzar el más receptivo de los estados -el silencio- el cabalista espera que la gracia divina le inyecte con su inspiración e ilumine su conciencia.

Si el cabalista-profeta es capaz de mantener la pasividad suficiente durante esta experiencia (sin ser sacudido de nuevo en la conciencia ordinaria) la “inspiración divina” se extiende y se cumple la introducción a la realidad suprema infinita.


Te Puede Interesar

Leave a Comment