Comunicación a través del espejo

Mirar a través del espejo es una antigua forma de comunicación con los muertos, que todavía se practica en el mundo moderno y mucha gente puede aprender a realizar este ejercicio psíquico.

Uno de los primeros pasos para realizar esta práctica es crear un ambiente de serenidad, tanto interna como externamente; es recomendable abstenerse de sustancias como cafeína y productos lácteos, lo ideal es consumir una dieta de frutas y verduras en los días previos a la sesión.

Debes seleccionar un lugar tranquilo, llevar ropa cómoda y eliminar relojes, joyas y cualquier otra distracción.

Se deben tener a mano los objetos que te invocan recuerdos de tus seres queridos fallecidos, estos artículos pueden incluir fotografías y objetos personales del difunto. Como practicante debes traer a la mente buenos recuerdos de tus seres queridos a la vez que observas los elementos.

La sesión se lleva a cabo durante las horas del crepúsculo con una sola vela iluminando la habitación. Una vez que hayas preparado la atmósfera y alcanzado el nivel deseado de relajación, estás listo/a para comenzar a mirar en el espejo.

El primer paso es mirar en el espejo sin centrarse en ningún objeto en particular, procura evitar tu propio reflejo; algunos observadores del espejo han informado de pesadez en brazos y hormigueo en sus manos, esta es una buena señal, ya que significa que la receptividad de la persona está en aumento.

Al principio, el espejo puede enturbiarse o volverse más oscuro; esto indica que una visión pronto puede aparecer.

En las primeras sesiones se aconseja solo observar sólo la visión, no debes plantear preguntas ya que esto puede hacer que la imagen se disipe. Las imágenes se mantendrán visible mientras estés relajado.

Si bien algunas personas pueden no ver visiones, pueden oír la voz de su ser querido fallecido o sentir su tacto; ha habido incidentes en los que se han informado que sentían que estaban siendo tirado hacia el espejo, otros informes afirman que las imágenes han salido del espejo y en el cuarto.

 


Posts Relacionados :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *