Cómo meditar para sanar

Si tienes una enfermedad grave, quizás te parezca absurdo que la meditación puede ayudarte a sanar. Sin embargo, sabrás que el cuerpo y la mente están conectados y que estudios científicos han comprobado que las técnicas de meditación producen más anticuerpos, activan zonas del cerebro relacionadas con las emociones positivas y calman la mente, superando las emociones que provocan el sufrimiento.
Sigue leyendo para tener una guía que te enseñe cómo meditar para sanar.

El doctor Richard J. Davidson en la Universidad de Wisconsin ha estudiado una técnica de meditación para sanar, cuyos resultados ha sido publicados en la revista “Psychosomatic Medicine”. Se trata de una meditación que se lleva a cabo durante 5 o 10 minutos por día y se desarrolla de la siguiente manera:

Cómo meditar para sanar

Recostado en la cama, con el cuerpo flojo comienza a relajarte y a concentrarte en tu respiración. Una vez que te sientas calmo, comienza a visualizar que inhalas una luz blanca benéfica y que exhalas un humo negro que libera a tu cuerpo de toda la negatividad. Haz esto concentrándote en “ver” lo que imaginas e intenta no pensar en nada más.
Practica esta técnica diariamente y transfórmalo en un hábito diario.

Otra meditación para sanar, que es una técnica de yoga, puede ayudarte a librarte de las causas sintomáticas de una enfermedad y, siendo ésta la causa, puede ayudarte a sanar por completo.
Sentado o acostado, respira y relájate profundamente.
Comienza concentrándote en relajar los dedos de tus pies y ve subiendo, llevando la atención a relajar una a una todas las partes de tu cuerpo.

Una forma fácil de hacerlo es imaginar que cada zona está habitada por pequeñísimos seres, que puedes visualizar como duendes, que son los que provocan que estés tenso.
De a uno, tú los encuentras y les vas ordenando que se alejen. Comenzando por tus pies entonces, los quitas de allí y relajas esa zona, luego te concentras en alejar a quienes tensionan tus rodillas, luego tus piernas, tu pelvis, etc.
Esto no significa que creas que hay duendes en tu cuerpo, sino que es solamente una forma práctica para quien no tenga experiencia en la meditación, pueda liberar la tensión.
Terminada la relajación de todo tu cuerpo imagina que una luz dorada curativa te rodea. Siente que esa luz te protege, te cuida y te sana.

Si hay alguna parte de tu cuerpo que sepas que allí es donde se aloja tu enfermedad, siente que la luz se concentra en ese sitio.
Envía toda tu energía de amor hacia esa zona de tu cuerpo y visualiza cómo se cura. Ten fe en el poder de tu mente y en tu poder curativo.

Por último, visualiza que estás sanado, de vuelta en las actividades diarias, disfrutando de las cosas que te gusta hacer. Siéntete sano, feliz y pleno y concéntrate en que tus emociones se recreen en esa experiencia, hazla tan real como tu mente te lo permita.

Saber cómo meditar para sanar te permitirá hacer un esfuerzo positivo por hacer que vuelva tu salud. Subirá tu ánimo, estarás más relajado y comenzando por este cambio positivo, le permitirás a tu cuerpo comenzar a sanar. Cada vez que te sientas deprimido, piensa en que muchas personas han usado el poder de su mente para revertir enfermedades de extrema gravedad.


Te Puede Interesar

One Thought to “Cómo meditar para sanar”

  1. Jim

    Ayudar positivamente al cuerpo con la energía interior… Es cierto. La meditación es el poder de la mente y sus resultados se comprueban más temprano que tarde.

Leave a Comment