Cómo interpretar el I Ching

La Consulta al oráculo I Ching nos muestra las imágenes de las relaciones entre los elementos de la Naturaleza y estas imágenes reflejan toda nuestra existencia.
Es la mutación de los elementos tan natural como el día lleva a la noche; así es el Universo y toda nuestra vida; al apreciarlo intuimos el sentido de todas las cosas y el poder de nuestra energía creadora. Ésta es la visión que deberás tener si quieres saber cómo interpretar el I Ching.

Cómo interpretar el I Ching

Tienes en tus manos el poder de cambiar tu destino.
Encontramos en la Consulta al IChing el principio de que nada es absoluto, todo fluye y cambia como el ciclo vital de vida y muerte.  Y comprendiendo las causas y los efectos es cómo encontrarás los caminos para superar cualquier obstáculo.

Este principio lo puedes observar al construir los hexagramas para la interpretación de los textos en El Libro de las Mutaciones. Las líneas serán yin y yang o bien, líneas yin mutantes o líneas yang mutantes. Las líneas mutantes o en movimiento dan una nueva perspectiva a toda la consulta pues se transforman en su opuesto (yang en yin y viceversa) transformando el hexagrama en otro diferente.
Entonces una tirada de I Ching que presenta líneas mutantes  se lee dos veces: una vez leemos  el hexagrama tal como se presenta: Imagen, Sentencia y líneas (sólo las mutantes) y luego leemos el Hexagrama complementario (Los comentarios).

La Consulta al I Ching, por lo tanto, debe ser analizada completamente para llegar a comprender su verdadero significado. Algunas veces se presenta la sentencia clara, rotunda; ya se insinúa la respuesta al ver la ubicación de las líneas y, en otros casos, la respuesta es esquiva y nos toma  tiempo reflexionar en los conceptos para llegar a alguna conclusión.

El oráculo del I Ching nos permite entonces adquirir una clara perspectiva del problema y los pasos a seguir. Forja para nosotros una existencia más significativa permitiéndonos  realizar aquello que la situación nos exige y de este modo, como creadores de nuestro destino, obramos acordes a las leyes de la Naturaleza.

Dice El I Ching:

“Al hablar, guíate por sus sentencias,
al actuar, guíate por sus mutaciones,
al crear, guíate por sus imágenes
y al consultar el Oráculo, guíate por sus pronunciamientos”.


Te Puede Interesar

Leave a Comment