Catolicismo y el pecado original (parte 2)

Siguiendo con la diatriba presentada en el catolicismo actual, se puede decir que parte de su decadencia se debe a que las palabras y las acciones de los lideres de la iglesia no están en equilibrio y armonía; pues la expectativa es que lo religiosos deben actuar de una manera piadosa, poniendo el bienestar emocional y espiritual del rebaño ante todo.

Sin embargo, es los últimos años se han encontrado casos en lo que sus acciones dicen lo contrario, y por lo tanto surgen las siguientes preguntas que solo podrían ser respondidas por un representante del catolicismo:

  • ¿Los líderes religiosos han dejado de entender el significado de lo que es correcto?
  • ¿Se han perdido las virtudes de sacrificio?
  • ¿Se ha convertido la iglesia en una institución financiera y política, olvidando su principal misión, con el objetivo de perpetuarse?
  • ¿Es posible que los fundadores de la iglesia no eran los verdaderos elegidos y había otros motivos para fundarla?

Obviamente no queremos decir que con esto todos los líderes y creyentes del catolicismo no sean religiosos, pero hay que ser concientes de que la jerarquía de la iglesia está contaminada, y se encuentra en ese estado porque desde su fundación los puestos de poder están corrompidos; y eso es lo que se considera el “pecado original” dentro de los líderes de la iglesia.

Se debe tener presente que no es solamente sobre esa base que se considera el “pecado original” de los religiosos, por eso en los siguientes artículos, revisaremos las bases históricas que llevan a decir que este pecado se origino desde el principio de la iglesia, y que se ha perpetuado por considerarse la misma como una sociedad cerrada.


Posts Relacionados :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *