Archivo de la categoría: Zen

Condiciones del satori (tercera parte)

Según el pensamiento zen, el hombre que desea alcanzar el satori debe prepararse aislando su centro intelectual para resguardarlo de las emociones. Para ello, debe tener siempre presente percibir su sensación de existir. Esto debe ser posible a cada instante, sin perjuicio de lo que el hombre realice o piense en cualquier momento; una de las condiciones del satori, aunque parezca paradójico, es percibir el fracaso de esos esfuerzos y llegar a la perfecta inamovilidad. Sigue leyendo

Condiciones del satori (segunda parte)

Dice el zen, que las condiciones para alcanzar el satori se pueden comprender en base a una parábola. Un hombre está encerrado en una celda, cuya puerta se abre hacia el interior. Este hombre empuja para abrirla, pero cuanto más esfuerzo realiza, la puerta más se cierra. Si el hombre deja de empujar, la puerta se abre por sí sola. La percepción del hombre del esfuerzo que debe hacer para liberarse es mero artificio. El hombre debe aislar su centro intelectual para protegerlo de sus emociones. He aquí otra de las condiciones del satori. Sigue leyendo

Condiciones para el satori (primera parte)

Según el zen, la conciencia sicológica del hombre funciona de acuerdo con 5 modos de pensamiento diferentes que se desarrollan en una serie. Estos son el dormir profundo, sin sueños; el dormir con sueños; la vigilia con ensueños; la vigilia con pensamiento, teniendo en cuenta el entorno y la vigilia con pensamiento intelectual puro. Veremos a continuación qué características tienen los 5 modos de pensamiento y cuáles son las condiciones para alcanzar el satori. Sigue leyendo

Cómo librarse de la angustia según el pensamiento zen (segunda parte)

El zen expresa que el hombre es una máquina perfecta a la que nada le falta, sin embargo, no puede eludir el sufrimiento dado que no puede establecer una conexión entre su cuerpo y su psique. Veamos cómo se puede comprender esta falta de unión y las consecuencias que ello trae para el hombre y de qué modo superarlas, es decir, cómo librarse de la angustia. Sigue leyendo

Cómo librarse de la angustia según el pensamiento zen (primera parte)

Diversas comprobaciones negativas surgen del análisis del sufrimiento humano según el pensamiento zen. Cuando observamos nuestro interior, notamos que nuestros pensamientos y sentimientos no son voluntarios; si bien puedo elegir en qué pensar, no puedo elegir cómo pensar. Y si no podemos ser artífices de nuestros pensamientos, no podemos librarnos del sufrimiento. Esta falta de dominio en nuestras emociones provoca el problema fundamental del hombre, que es no poder eludir la tristeza. Veamos cómo librarse de la angustia según el pensamiento zen. Sigue leyendo

Ex y stare: Existencialismo zen

La importancia del “existir” desde el punto de vista zen, con preeminencia sobre el “vivir” como individuo único, diferenciado o egotista, puede parecer absurdo para algunos. Sin embargo, en esa búsqueda infructuosa del “vivir” radica el sufrimiento del hombre. Si él aceptase la realidad de su existencia, se sentiría conectado al Principio de donde emana, podría gozar del “existir” y alcanzaría la plenitud, dice el existencialismo zen. Sigue leyendo

El “No-Hacer”: Bases del pensamiento zen

Cómo librarse del dolor y dejar atrás la creencia de que somos esclavos de las circunstancias del entorno son las bases del pensamiento zen. Cuando estos esfuerzos hayan llevado a la clara comprensión de todo cuanto podamos hacer para liberarnos del sufrimiento es inútil, entonces se alcanzará el satori, la visión de que no existe un sendero, puesto que no debemos ir a ninguna parte. El “No- Hacer” no es activo como podría parecer y es una de los conceptos primarios en las bases del pensamiento zen. Sigue leyendo

Buscando respuestas: el pensamiento zen

Existe una doctrina filosófica que busca respuestas a los problemas del hombre e intenta refutar sobre los falsos caminos que el estilo de vida mundano nos lleva a tomar. La diferencia de esta doctrina con las demás es, esencialmente, que ataca la causa primordial del sufrimiento del hombre y da respuestas claras a cómo liberarse de él. El pensamiento zen nos lleva a desembarazarnos de las creencias ilusorias para poder vislumbrar nuestra propia felicidad, que se encuentra al alcance de la mano. Sigue leyendo

Existencialismo zen


En el mundo complejo en que vivimos, es difícil separar los fenómenos que pertenecen al “vivir” y al “existir”. Pensamos, de modo ilusorio, que vivir tiene sentido y que existir no es más que un acto vegetativo sin importancia. Esta suposición, que se basa en darle valor a los actos que me distinguen como ser humano, supone falsamente que mi organismo es el centro del cosmos. Este es el pensamiento del hombre común, que dista mucho de la filosofía del existencialismo zen. Sigue leyendo