Archivo de la categoría: Feng Shui

Información sobre Feng Shui

Tips de Feng Shui

A través del Feng Shui podemos mejorar las energías que fluyen en todos los ambientes que frecuentamos, generalmente es utilizado en el hogar, pero puedes aplicar este arte en tu trabajo o sitios en donde pasas la mayor parte del tiempo. Hoy te proporcionaremos los mejores tips extraídos de este conocimiento milenario para que los pongas en practica y comiences a disfrutar de los beneficios del Feng Shui. Sigue leyendo

Feng Shui para activar la creatividad

El área de la creatividad y de los niños en el Feng Shui se encuentra ubicada en la zona o esquina oeste de tu hogar. Al activar la creatividad, le estamos dando paso al nacimiento de nuevas ideas, proyectos, etc.; ya que aumentamos la energía de la creatividad sin sesgo, como la que utilizan los niños. Sigue leyendo

Feng Shui para la prosperidad

El Feng Shui puede ser utilizado para mejorar muchas áreas de nuestras vidas, al conocer la manera adecuada de posicionar los elementos, lograremos que la energía fluya y nos ayude a mejorar nuestro entorno; hoy veremos cómo utilizar el Feng Shui para la prosperidad.

En el Feng Shui, el área de la prosperidad está ubicada en la esquina sureste de tu casa o ambiente de trabajo; por lo que debes emplear los elementos del Feng Shui en esa zona. Recuerda que debes tener ese espacio muy limpio para poder disfrutar de todos los beneficios del Feng Shui. Sigue leyendo

Cómo usar el Feng Shui para el amor

El Feng Shui puede ayudarnos en numerosos aspectos de nuestras vidas, y el amor no escapa a ello; a través del conocimiento que nos proporciona el Feng Shui podemos darnos una ayudita en la búsqueda y mantenimiento del amor.

Sabemos que el Feng Shui es una arte que nos permite equilibrar y generar movimiento de la energía positiva en nuestro entorno; en el caso del amor, el Feng Shui ayuda a reactivar el romance y la suerte en el amor. Sigue leyendo

¿Que es el Feng- Shui?

El feng-shui es una ciencia-arte originaria de China. Respecto a sus orígenes, aquí nadie se pone de acuerdo, pero es seguro que es hace más de 2.000 años. Sus fuentes de inspiración fueron sobre todo la observación de la naturaleza, sus cambios climáticos, el estudio de sus cultivos, las disposiciones terrestres de ríos, montañas, lagos… Posteriormente se complementó con la filosofía taoísta, las artes adivinatorias del I-Ching y lo que se conoce como Secuencia del cielo anterior y posterior (basados en orientaciones cardinales), y otros elementos diversos que dieron como resultado el arte-ciencia del Feng-Shui.


La característica principal del Feng-Shui es el estudio de las personas y el medio en que se desarrollan y de lo que trata es de armonizar a ambos, pero ¡ojo!, llevado a límites extremos puede desencadenar una serie de acontecimientos fatales para uno de ellos, pues si damos más importancia a la persona que al medio podemos acabar con éste (digamos que es lo que estamos haciendo actualmente con el entorno en que vivimos) si por el contrario supeditamos todo a la conservación de la naturaleza sin tener en cuenta a la persona que en ella habita, acabaríamos con el ser humano como tal, pues hoy por hoy necesitamos de una serie de “comodidades” para vivir.


Tenga presente que todo objeto, color y forma son energías y que dependiendo de las características energéticas de las viviendas y las propias energías que todas las personas poseemos, estarán influyendo en nuestra forma de vida en todos los aspectos. Pues el feng shui tiene como finalidad: armonizar las características energéticas de la vivienda, ubicando los elementos precisos en los lugares adecuados generando pensamientos positivos que nos proporcionarán una mejor calidad de vida en todos los aspectos de la vida, tanto en el sentido personal (salud, estudios, relaciones, armonía) como en el de nuestra prosperidad (finanzas, profesión, fama, éxito, suerte)


Es por ello que, básicamente, lo que el Feng-Shui pretende es lograr un equilibrio de fuerzas entre los dos, permitiendo vivir al ser humano como tal en un entorno natural agradable. Una vez conseguido esto y con las


herramientas que el Feng-Shui nos proporciona a través de sus dos principales escuelas, la de la forma y la de la brújula, procederemos a determinar qué clase de energías posee el hábitat (hogar, oficina, local comercial, etc.) a estudiar y posteriormente trataremos de encauzarlas según nuestras conveniencias, es decir, activando las que sean positivas y anulando aquellas otras de índole negativa.

Reblog this post [with Zemanta]

 

Feng-Shui

"Viento y agua" es la traducción literal del famoso arte de crear ambientes equilibrados y armoniosos en Chi (energía vital) inventado por los antiguos chinos de la región de Yantze hace más de 3000 años. Los principios básicos de este arte fueron plasmados en el Libro de los Ritos que más adelante Kung Fu-Tsé (Confucio) recogería en su I-Ching o libro de las mutaciones. Yang Yung-Sun fue el primero en realizar un manual sobre Feng Shui ya en el siglo IX d.c.

El ambiente ideal se crea aprovechando la energía que se extiende por la tierra siguiendo la dirección de los vientos, los ríos, las montañas y valles, además de analizar la situación con respecto a la esfera celeste. Así nos permite activar los efectos positivos y anular los negativos que puedan estar afectando a nuestra vivienda mediante sencillas técnicas muy relacionadas la mayoría de las veces con la decoración.

Las casas pueden estar mal diseñadas para el correcto fluir del Chi lo que puede influir directamente sobre nuestro ánimo, forma de ver las cosas, enfermedades, tensiones familiares… por ello un correcto análisis de la vivienda a través de Feng Shui sería muy importante para mejorar nuestra calidad de vida. Generalmente escogemos nuestros hábitats en función de nuestros criterios de comodidad, pero lamentablemente por ejemplo a veces un individuo tendente a estar bajo de energía escoge un lugar bajo de energía para vivir cuando debería ser al contrario, simplemente porque se siente más a gusto o porque tiene el transporte más cerca…

El Feng Shui intenta concienciarnos de que a la hora de escoger una vivienda o si ya la hemos escogido, a la hora de decorarla, no olvidemos uno de los principios universales, el Chi. Para ello los factores que se tienen en cuenta para un buen análisis suelen ser la ubicación de la vivienda, el contorno, los materiales con los que está hecha, los colores utilizados, la dirección de las ventanas y puertas, su situación frente a otros edificios, el año de nacimiento del futuro inquilino, sonidos, vigas, estructura de las habitaciones, etc.

El Feng Shui no sólo es utilizable para las casas, sino también sobre personas, para el negocio, la riqueza, …