Campo de energía luminosa

El campo de energía luminosa se trata del archivo de recuerdos personales y ancestrales; es decir, contiene tanto a la vida actual como a las anteriores. Este campo contiene a su vez 4 capas, la capa más externa representa el trauma físico, la segunda contiene las huellas emocionales, la tercera implica las impresiones del alma, y la cuarta contiene las impresiones espirituales.

Estas capas suelen estar en un estado latente, pero dependiendo de lo contenga cada una, cuando se activan pueden producir diversas reacciones, pudiendo ser buenas o malas.

Estas impresiones puede predeterminar el tipo de comportamiento de una persona, pues es una especie de plantilla que guía las acciones y sucesos en el cuerpo físico y mental a futuro; por ejemplo, si el campo energético no está activado para alimentar una enfermedad, la persona suele recuperarse más rápido cuando sufre alguna alteración.

Se debe resaltar que este campo funciona como un contenedor para las experiencias traumáticas, pues quedan marcadas en cada capa; sin embargo, las buenas experiencias -aunque no dejan huellas- pueden servir de alivio para borrar las marcas negativas.

Muchas personas sufres situaciones trágicas y parece que no desarrollan huellas graves en sus campos de energía luminosa, mientras que otros lo hacen; la diferencia parece ser la actitud con la que la gente maneja la situación a la que se enfrenta.

Generalmente, las personas rencorosas pueden generar huellas, mientras que los más apacibles no se ven afectados.

La razón de esta diferencia es el efecto negativo de la propia huella, la energía negativa afecta los chacras y se expresa en la personalidad; en este caso, la única solución es la sanación a través del perdón para determinar un cambio emocional.


 


Te Puede Interesar

Leave a Comment