Campo energético luminoso

El campo de energía luminosa es el archivo de la memoria personal y ancestral que cada uno experimenta; contiene los principios de los traumas de la vida. Hay cuatro capas de este campo: la primera capa, más externa tiene las huellas del trauma físico, la segunda capa tiene huellas emocionales; las marcas del alma están en la tercera capa, y las huellas espirituales se almacenan en la cuarta capa.

Estas huellas están latentes y no hacen nada, pero cuando se activan se puede producir una reacción mala o buena.

El campo de energía luminosa contiene una plantilla que orienta las acciones futuras del individuo: cómo vive, siente, etc.; por ejemplo, cuando el este campo no tiene ninguna huella de enfermedad, la persona se recupera más rápido de una enfermedad; en el caso contrario, la huella de la enfermedad puede deprimir el sistema inmune y aumentar el tiempo de recuperación.

El campo magnético humano está lleno de corrientes de luz, y refleja el campo magnético de la Tierra, viajando desde la parte superior de la cabeza. Estos campos de energía penetran en la Tierra hasta unos treinta centímetros y vuelven a entrar en los pies. La enfermedad y las experiencias traumáticas dejan huellas negativas en la capa externa del cuerpo luminoso. Las buenas experiencias no dejan marcas, pero pueden actuar como una solución que ayuda a borrar las marcas del trauma.

La razón de esta diferencia es el efecto negativo de la misma huella. La huella de una experiencia trágica traumática expulsa actividad negativa que afecta a los chakras, hasta que esta negatividad es eliminada por el comportamiento emocional positivo, el comportamiento negativo anterior se mantendrá cada vez que se activa la impresión.

Esta es la razón por la que las huellas, incluso las de vidas pasadas, pueden predeterminar el comportamiento de las personas a lo largo de su vida: sus emociones, sus relaciones, su trabajo, entre otros.

 


Te Puede Interesar

Leave a Comment