Buscando respuestas: Esencialismo

Todos buscamos respuestas. Las doctrinas filosóficas, espirituales, las corrientes esotéricas ancestrales, el esoterismo occidental y los cultos esotéricos populares, que se les ha dado en llamar “supermercado de la nueva era” son la consecuencia lógica del estado en que se encuentra el hombre: solo, perdido, sin vida espiritual, sin poder para contestar por sí solo las preguntas que le plantea su existencia.

El esencialismo es una corriente filosófica espiritual que puede brindar respuestas a esa búsqueda dando a la vida un rumbo trascendente. La real naturaleza del ser humano, su aspecto eminente, su esencia, es el mismo en todos los seres humanos y todos somos UNO con el cosmos.

Somos un cuerpo material y un espíritu o esencia. Vivimos en el mundo, mas no somos el mundo, somos mucho más, somos la consciencia universal y por lo tanto, somos también la esencia de la vida. El despertar a esta conciencia en un mundo caótico, científico, tecnificado, materialista, pseudo intelectualizado y pobre de espíritu es ya, en sí misma, una respuesta que apunta al sentir de los valores más puros y excelsos y al sentir la búsqueda hacia el autoconocimiento trascendente.

El esencialismo propone la integración de todos los seres humanos sin importar las diferentes culturas. Todos tenemos la misma esencia y nos podemos reunir con nuestros iguales según los propios intereses, gustos,  inquietudes, valores y según nuestro ser esencialista: buscando el bien del hombre, la armonía entre los seres y el entorno, la integración y la paz.

Ese “todos somos uno” esencialista, el UNO como ser o esencia, no es un simple sentido de hermandad, sino que va más allá de la diversidad de la forma humana y del carácter espiritual o religioso del hombre: esta búsqueda es un camino de paz interior y es ya de por sí un camino de paz entre los hombres.


Te Puede Interesar

Leave a Comment