Beneficios del té verde

Se ha comprobado que consumir aproximadamente 5 tazas de té verde al día puede reducir el riesgo de ciertas enfermedades comunes hoy en día, tales como la osteoporosis y el derrame cerebral; los estudios también han demostrado que reduce el riesgo de padecer Alzheimer. Así, que si te estabas preguntando si debías elegir entre té verde y té negro, ya puedes tomar una decisión, pues los resultados de los estudios científicos están apuntando fuertemente hacia el té verde.

Con un contenido en agua de 30 a 40% de polifenoles, el té verde es una bebida impresionante. Según un estudio publicado recientemente en la American Journal of Clinical Nutrition, el consumo de más de cinco tazas de té verde al día puede reducir el riesgo de discapacidades funcionales en un 30 %.

De todos modos, si crees que 5 cinco tazas es mucho té para ti, consumir una cantidad aún menor, todavía conlleva una serie de beneficios: se ha concluido que incluso 1 o 2 tazas de té verde al día reducen el riesgo de enfermedad en un 10%.

El té verde es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo, se elabora con las hojas secas de la planta “camellia sinensis”; en esta planta podemos encontrar una alta concentración de polifenoles, que son compuestos con propiedades antioxidantes de gran alcance, capaces de neutralizar los radicales libres. Los radicales libres son compuestos reactivos que atacan a las células y aumentan el riesgo de enfermedades crónicas.

Beneficios del té verde:

  • Mejorar la salud cardiovascular.
  • Reduce el riesgo de padecer cáncer.
  • Reduce el riesgo de la enfermedad de Alzeimer.
  • Evita la aparición y/o disminuye los síntomas de la artritis.
  • Ayuda en la pérdida de peso.

Uno de los elementos que debes tomar en cuenta a la hora de elegir el té verde es su calidad, así que procura que su origen sea orgánico; por otro lado, si te preocupa la cantidad de cafeína que contiene el té, puedes optar por el té verde descafeinado, pues este también contiene polifenoles, que es el elemento esencial que buscamos consumir.

En cuanto a utilizar la la hoja suelta o la bolsa de té, lo más recomendable es escoger las hojas sueltas siempre que sea posible; mientras que el té verde en bolsita es más fácil de preparar, las hojas sueltas sueñen ser de mejor calidad. Otra cosa a tomar en cuenta es que las bolsas de té se hacen mayormente con papel blanqueado, y en algunos casos algunos de los agentes de blanqueo pueden terminar en tu taza.


Te Puede Interesar

Leave a Comment