Beneficios del ajo para la salud

El ajo es utilizado alrededor del mundo como un alimento, además, durante siglos, ha sido utilizado como un elemento medicinal. La investigación moderna ha confirmado muchos de los beneficios del ajo, y hoy vamos a ver algunas de las ventajas que nos ofrece el ajo para mejorar nuestra salud.

Beneficios del ajo:

Los componentes activos del ajo proporcionan una multitud de beneficios para la salud, entre estos los más destacados son la mejoría de la salud cardiaca, el refuerzo del sistema inmunológico y su papel como un antibiótico natural.

Salud cardíaca: el ajo ayuda a promover y mantener la salud del corazón. Se ha connfirmado que el ajo puede reducir el colesterol total y el colesterol malo, asimismo, puede aliviar la hipertensión. Los principios activos del ajo ayudan a mantener la sangre líquida, lo que reduce el riesgo de coágulos sanguíneos y accidente cerebrovascular. Además, el consumo regular de ajo parece impedir la acumulación de placa en las arterias.

Sistema inmunológico: el ajo se comporta como un poderoso antioxidante, pues estimula la acción de los linfocitos T y macrófagos, mejora los niveles de interleucina-1, y es compatible con las células asesinas naturales. Todas estas actividades refuerzan las defensas inmunitarias del organismo.

Prevención del cáncer: los estudios indican que las personas que consumen ajo crudo o cocinado con regularidad tienen la mitad del riesgo de sufrir cáncer de estómago y el riesgo de una tercera parte menos de cáncer colorrectal que los que comen poco de ajo. Otro estudio mostró que el ajo disminuye el riesgo de cáncer de colon en las mujeres.

El ajo es un antibiótico natural, pues posee 1% de la potencia anti-bacteriana de la penicilina, es eficaz en la lucha contra las infecciones en los oídos, la boca y la garganta. El ajo se puede utilizar para aliviar los síntomas del resfriado.

También es eficaz en el tratamiento del acné, ya que cuando se toma en combinación con tratamientos tópicos del acné, el ajo facilita la acción de dichos ingredientes.

El ajo reduce el azúcar en sangre, pues estimula la liberación de insulina.

Debido a sus propiedades antibióticas naturales, el ajo ayuda a despejar las vías respiratorias superiores, también actúa como un expectorante natural, ayudando al cuerpo a expulsar a exceso de flema en los pulmones y el alivio de la tos.

Por último, el ajo se puede utilizar para eliminar las verrugas; lo que debes hacer es frotar un diente de ajo fresco machacado sobre la verruga, se hace a diario hasta que desaparezca.


Te Puede Interesar

Leave a Comment