Bases del Tantra

El concepto y lo que implica el Tantra es a menudo mal entendido en Occidente, pues la sola mención de la palabra nos hace evocar ideas sexuales, prácticas extrañas y posiciones difíciles; y lamentablemente el término se utiliza muy a menudo como una forma abreviada de un cierto tipo de práctica sexual.

Tradicionalmente, esto no es exacto; el Tantra es un conjunto de ideas altamente desarrollado, con una historia larga y fascinante. Pues se constituye en el estudio de convertir lo ordinario en extraordinario, y lo sublime en lo divino.

Se puede decir que el Tantra se ha desarrollado en el Oriente, en países tales como India, Japón, China y el Tíbet; como tambiñen es cierto que se superpone con prácticas tales como el budismo, el hinduismo y el yoga.

Los orígenes del Tantra son a menudo desconocidos, así como las diversas prácticas; por lo general, es difícil etiquetar el Tantra como cualquier cosa específica o práctica. Y si bien algunas sectas tántricas pueden realizar ciertos rituales, no se puede etiquetar cualquier tipo de práctica específica como Tantra, pues esto es engañoso.

Las personas que practican el tantra (apegados a sus bases) descartan lo convencional en la búsqueda de lo espiritual, no está apegado a reglas estrictas y rápidas, y tampoco está interesado en perder el interés en el mundo material. Muy a menudo, esta práctica se trata de un viaje interior.

Aunque las actividades sexuales son los que más se asocian con el Tantra en Occidente, en realidad, ésta es una práctica espiritual que abarca muchas áreas, centrándose en  lo físico, lo material, lo intelectual y los reinos espirituales.

El Tantra, como a menudo se practica en Occidente hoy en día, puede ser etiquetado como “Neotantra” y se parece poco a las antiguas tradiciones, pues como es visto, se asocia más esta palabra con prácticas sexuales esotéricas que con una filosofía que todo lo abarca.

Según las bases del Tantra, su práctica continua lleva a descubrirse a uno mismo y a la pareja, todo esto para encontrar las áreas en las que se superponen y las áreas donde difieren. El Tantra es a someterse a la voluntad divina, y al hacerlo, lograr un mayor nivel de espiritualidad.


Te Puede Interesar

Leave a Comment