Axinomancia

Existen diversos métodos de adivinación, unos han perdurado en el tiempo, mientras que otros tuvieron su apogeo en la antigüedad y luego desaparecieron, quedando solamente registros escritos de su uso. Uno de esos métodos fue la axinomancia, que se refiere a la adivinación por medio de un hacha.

Este fue el método utilizado para adivinar la ruina de Jerusalén; no se conoce exactamente cómo se utilizaba esta técnica en aquella época, sin embargo, existen dos métodos conocidos.

La primera técnica consistía en utilizar el hacha para encontrar tesoros, se calentaba la hoja del hacha hasta que estuviera al rojo vivo y se posicionada de manera perpendicular en el aire, en este punto se colocaba una piedra de ágata en el borde; si la piedra rodaba hasta un sitio específico 3 veces seguidas, indicaba que en esa dirección había riquezas.

El segundo método se utilizaba para ubicar ladrones, durante el ritual se lanzaba el hacha al suelo (la hoja debía quedar enterrada y el mango en el aire) y los integrantes del grupo debían danzar alrededor hasta que el mango del hacha cayera; hacia donde apuntará el mango se debía buscar al ladrón.

Obviamente este sistema ya no se utiliza en el mundo actual como método de adivinación; sin embargo, siempre es interesante conocer las distintas formas que se han utilizado a través de los tiempos para intentar conocer el futuro.


Posts Relacionados :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *