Aromaterapia para problemas respiratorios

La práctica de la aromaterapia tiene grandes beneficios para la salud física y mental, así como para el bienestar emocional. Mientras que la intervención de la medicina tradicional para el tratamiento de los problemas respiratorios es crucial, los masajes con aceites esenciales pueden ayudar a mejorar una serie de síntomas y por lo tanto acelerar la recuperación.

Masaje

El masaje tiene muchos beneficios curativos, especialmente para los bebés, en donde se utiliza como un medio para ayudar vínculo entre padres e hijos, aliviando problemas de crecimiento, mejorando el sueño y reduciendo la ansiedad.

El masaje con aromaterapia también ha sido reconocido como una ayuda para los bebés y niños que sufren de tos, resfriados y problemas de sinusitis. Igualmente los adultos pueden beneficiarse de un masaje combinado con aceites esenciales para aliviar cualquier problema respiratorio.

El masaje en problemas respiratorios debe ser realizado dependiendo del efecto que se desea conseguir, estos son algunas de las indicaciones que más se utilizan:

  • El masaje se realiza en áreas tales como el pecho, el abdomen, y el diafragma.
  • Ayuda a relajar los músculos tensos en el pecho cuando hay tos persistente.
  • Tiene propiedades antiespasmódicas (combinación de masaje + aceites esenciales).
  • Relaja los bronquiolos de los pulmones.
  • Calma las membranas mucosas irritadas o inflamadas.
  • Disuelve la acumulación de moco.

Aceites Esenciales

Los beneficios para la salud asociados con el uso de tratamientos de aromaterapia para ayudar a las personas con afecciones respiratorias se deben principalmente a la combinación del masaje curativo tradicional con el alivio que proporcionan los aceites esenciales.

Los siguientes son los aceites esenciales de aromaterapia más útiles para ayudar a los afectados por problemas respiratorios:

Madera de cedro del Himalaya: ayuda a expandir la respiración, alivia la nariz tapada, disminuye la tos, alivia la bronquitis.

Mirra: calma la respiración, alivia la presión en el pecho, saca la infección.

Eucalipto: alivia el asma y la tos con flema, despeja los conductos nasales bloqueados, ayuda a la respiración, alivia la sinusitis.

Hoja de laurel: aclara la sinusitis, aumenta la inmunidad del sistema respiratorio.

Arrayanes: alivia la tos.

Abeto negro: alivia el asma.

Tomillo: desbloquea las vías respiratorias durante los resfriados o la gripe, aumenta la inmunidad.


Te Puede Interesar

Leave a Comment