Aprende a permanecer en el presente

En la actualidad mucha gente está interesada en hablar sobre la espiritualidad de experimentar el momento presente, ya que lo importante es estar “en el aquí y ahora”. Suena sencillo, pero en realidad ¿sabemos que lo significa?. ¿Cómo podemos estar en el momento y permanecer en él? ¿Podemos experimentar la paz interior, simplemente por estar “presente”?.

El momento presente es lo que está ocurriendo ahora, es la realidad de la vida que existe a nuestro alrededor. Podemos pensar que estamos en el momento presente ya, pero esto es en realidad parte del problema, pues a menudo sólo se piensa en el momento presente, pero no se “experimenta”.

Técnicas para aumentar la conciencia del momento presente:

Las siguientes estrategias te ayudarán a centrarte y disfrutar del “aquí y el ahora”, estas técnicas consisten en percibir la información de los cinco sentidos con sólo sintonizarte con el mundo que te rodea.

Toma un momento para percibir dónde te encuentras, utiliza los cinco sentidos:

¿Qué puedes ver, oír, tocar, saborear y oler en este momento?

¿Cuáles son los sonidos de tu entorno?

Si estás realizando alguna actividad, como por ejemplo beber una taza de té, date cuenta de los sabores y los sentimientos que experimentas al tomarla. Si estás usando una computadora, date cuenta cómo sientes el ratón bajo tus dedos. Permite que la información del mundo que te rodea llegue a ti, naturalmente, a través de tus sentidos.

Si tratas de mantener esta conciencia, podrás notar una sensación de paz, aunque sólo sea por un momento. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que no es una tarea fácil, pues cualquier distracción nos sacude de ese momento de introspección, así que ser conscientes del momento presente requiere un esfuerzo constante.

Otra técnica implica escoger cualquier actividad del día a día como punto de anclaje que te recordará el momento presente, en este caso, debes elegir actividades que realizas al menos una vez al día, como lavar los platos, ducharse, quitarse los zapatos, conducir, etc. Cada vez que estés realizando cualquiera de estas actividades, recuerda que estás en el momento presente y tomar conciencia sobre la actividad.

Por ejemplo, si la actividad de anclaje es la ducha, debes enfocarte en “estar en el momento” que cada vez que tomes una ducha; si te distraes con pensamientos o sentimientos durante esta actividad, trae tu atención a lo que estás haciendo: el calor de la ducha, el aroma del champú, el sonido del agua, y todo lo demás a tu alrededor.

Estos ejercicios son muy valiosos para ayudar a entender los beneficios de la conciencia, al experimentar y apreciar la vida en el aquí y ahora.


Te Puede Interesar

Leave a Comment