Allan Bennett

Siguiendo la idea de conocer la vida de personajes que hicieron historia en el mundo de lo espiritual, hoy hablaremos de Allan Bennett, quien apostó por introducir el budismo en la vida occidental a principios del siglo pasado.

Allan Bennett fue un ocultista británico perteneciente a la Orden Hermética del Amanecer Dorado, la profunda creencia de Bennett en el misticismo dejó una huella imborrable en su grupo de amigos, sobre todo por su dedicación al budismo en sus últimos días de vida.

Desde muy joven tuvo una inclinación hacia la ciencia, por lo que trabajó en un laboratorio de química; a pesar de ser criado bajo los preceptos del catolicismo, su padre adoptivo lo indujo hacia el ocultismo.

Luego de descubrir algunos textos que hablaban sobre el budismo, Bennet decidió viajar a Oriente para estudiarlo a profundidad; además de buscar un cura espiritual para el problema de asma que sufría desde la juventud.

Después de muchos años de estudio en los que aprendió técnicas de yoga y meditación, se convirtió en monje budista y fundó la Sociedad Budista Internacional en 1903.

De vuelta en Londres, hizo un grupo de amigos con los que estudió los fundamentos del budismo y publicó la revista budista.

Lamentablemente a causa de una enfermedad, murió en la pobreza; sin embargo, su legado consistió en darle al budismo un lugar en el mundo occidental.

 


Te Puede Interesar

Leave a Comment