Albertus Magnus

En el siglo XIII, un alemán llamado Albertus Magnus (c.1208-1280) podría ser considerado como un mago más; sin embargo, mientras estudiaba en la orden de Santo Domingo se opuso a las obras del obispo de Ratisbourg. Más tarde fue canonizado como San Albertus Magnus.

Era estudiante y luego se convirtió en maestro de alquimia y química, Albertus creía firmemente en los beneficios de la botánica y las ventajas que traía el uso de varias plantas y rocas para mejorar la clarividencia.

Al igual que Aristóteles, Albertus pensó que la naturaleza y la vida de los hombres eran controladas por los astros y las plantas. Cabe destacar que enseñó a Santo Tomás de Aquino e hizo varias contribuciones importantes a la química.

Cuenta la leyenda que logró convertir metal base en oro, pero no hay evidencia de esto en sus notas sobre alquimia.

La leyenda también dice que cuando tuvo la oportunidad de cenar con Guillermo II, conde de Holanda, el día de Año Nuevo de 1242, Magnus sugirió que los invitados cenaran al aire libre, en una noche de invierno; con el objetivo de conseguir de parte del conde un pedazo de tierra para convertirlo en un monasterio, Albertus cambió el día congelado por una cálida tarde de primavera, con las flores en el campo y pájaros cantando.


Te Puede Interesar

Leave a Comment