Afrodisíacos naturales

Los afrodisíacos han sido utilizados desde la antigüedad y son bebidas que estimulan el deseo y aumentan la potencia sexual. Se utilizan en medicina para tratar la impotencia sexual y los problemas relacionados, sin embargo hoy en día existen medicamentos que los sustituyen y que pueden causar efectos nocivos. Veamos a continuación cuáles son los afrodisíacos naturales.

Afrodisíacos naturales para tratar la impotencia

Semillas de Cardamomo: Diversas plantas, hierbas y semillas se utilizan para hacer un afrodisíaco natural. Una de las más utilizadas por su simplicidad son las semillas de Cardamomo que se machacan y se beben con vino caliente.

Abrotano macho: Otro afrodisíaco natural se prepara con Abrotano macho. Esta hierba se prepara en infusión y se bebe fría. Este afrodisíaco es muy poderoso y se lo conoce con el nombre de “perdición de doncellas”.

Alga marina: La hierba conocida como Alga marina es un potente afrodisíaco preparado en una infusión muy concentrada. Se hierven las hojas tres veces, el líquido se deja enfriar y se bebe solo o en preparados.

Comino: El comino es otro afrodisíaco natural y para prepararlo se sigue el mismo procedimiento que las semillas de Cardamomo. El Comino se adquiere ya pulverizado, por lo cual es un afrodisíaco sencillo y rápido. Se vierten 3 o 4 cucharaditas de comino en un vaso de vino y se bebe caliente.

Ginseng: El té de Ginseng es un potente afrodisíaco de efecto rápido que asegura la potencia sexual. Para prepararlo se hace una infusión con la raíz del Ginseng, se cuela y se deja enfriar.


Leave a Comment