Aceites esenciales para embarazadas

Los aficionados a la aromaterapia y al uso de aceites esenciales conocen de primera mano los beneficios que éstos le pueden prodigar a la salud en general, y el embarazo no es la excepción; si bien hay que tener ciertos cuidados en esta etapa tan delicada, se ha comprobado que el uso de ciertos aceites esenciales puede ayudar con algunos de los aspectos comunes embarazo, tales como: náuseas, estrías, dolor de espalda, hinchazón de los tobillos y las emociones fluctuantes.

Incienso:

Este aceite esencial es relajante, revitalizante y estimulante, por lo que se puede utilizar para masajes, el baño y la inhalación; al profundizar la respiración ayuda a aliviar la ansiedad, el miedo y el estrés. Asimismo, el aceite esencial de incienso puede ayudar a tratar la bronquitis, el asma, los resfriados, la tos y los dolores de garganta; también puede proporcionar alivio de la cistitis cuando se usa en un lavado de local o una compresa caliente.

Jengibre:

El aceite esencial de jengibre es útil en los baños para estimular la circulación y en el masaje para aliviar el cansancio y los dolores musculares, al oler unas gotas de este aceite esencial sobre un pañuelo desechable o la inhalación directamente de la botella ayuda a aliviar las náuseas matutinas.

Mandarina:

El aceite esencial de mandarina al ser mezclado con un aceite para masajes ayuda a prevenir la aparición de estrías en el abdomen, los muslos, los senos y los glúteos; también puede aliviar la retención de líquidos, ayuda para la relajación y el alivio del insomnio.

Petitgrain:

El petitgrain ayuda a calmar la ansiedad, la depresión y las emociones turbulentas, promueve un sueño reparador y tiene un efecto tonificante sobre la piel, ayudando a tratar manchas y controlar la producción en exceso de aceite.

Sándalo:

El sándalo es edificante, calmante y relajante, por lo que es útil para tratar la tensión nerviosa, el estrés, la depresión, la frustración y ayuda a calmar la mente. Al utilizarlo en el baño y en forma de masaje, puede ayudar a aliviar el insomnio y evitar los dolores de cabeza. El sándalo es también útil para el tratamiento de la cistitis durante el embarazo.

Como las mujeres embarazadas tienen un mayor sentido del olfato es importante que elijan los aceites esenciales que les gusten, éstos deben usarse con precaución y durante el embarazo hay algunos que deben evitarse por completo, como la albahaca, el hinojo y el enebro. Si tienes alguna duda sobre su uso lo más recomendable es que consultes a un especialista en aromaterapia.

 


Te Puede Interesar

Leave a Comment