Sueños fálicos

Cuando Carl Gustav Jung tenía entre tres y cuatro tuvo un sueño que los marcó durante toda su vida: la casa en la que vivía su familia se encontraba cerca del castillo de Laufen, cerca de una gran pradera; el niño se encontraba en el prado donde encontró un agujero de forma rectangular, como nunca antes la había visto, se asomó a el. Había una escalera por la cual bajó y encontró en una puerta con un arco redondeado y cerrado por una cortina verde; detrás de la cortina vio…

Read More