¿Qué son las razas raíces? (parte 3)

También en este caso debe tenerse en cuenta la superposición de las Razas Raíces que es especialmente notable en el desarrollo de la conciencia humana y se ve en la Quinta Raza Raíz como el remanente de la energía psíquica. Debido a esta superposición de Razas Raíces un factor predominante en la carrera puede influir en otro resultado, así como en una Raza Raíz no pura.

Hay una clara distinción hecha entre el término ario que designa la Quinta Raza Raíz y su utilización por el nacionalsocialismo alemán, o los nazis. Ario, en sánscrito significa “noble”, y en las escrituras budistas se aplica a todos aquellos que son espiritualmente sinceros, sin importar la raza. En la Teosofía, ario -como ocurre con los nombres de las otras Razas Raíces- es aplicado a un cierto tipo de conciencia humana. No tiene nada que ve con superioridad o inferioridad intrínseca racial como implican los nazis.

De la descripción de las Razas Raíces anteriores (según la enseñanza teosófica) uno ve que se muestra un patrón a seguir similar de aumento y disminución. Al igual que con Razas Raíces anteriores, la Quinta se cree que disminuirá también. Dos indicaciones de ese descenso se han mencionado: la falta de poderes psíquicos y la falta de respeto del humano por sí mismo.

Si se entiende que cada Raza Raíz marcó el emergente de un cierto tipo de conciencia humana, entonces la importancia de estas dos indicaciones pueden ser plenamente comprendida. La falta (o disminución) de los poderes psíquicos da lugar a una forma de pensar diferente. Por ejemplo, si la telepatía fuera el común de esta era, la gente tendría menos necesidad de otros medios como la telegrafía, el teléfono, la televisión, y así sucesivamente; pues podrían comunicarse entre sí sin la necesidad de instrumentos externos. Como se puede ver, cuando los poderes psíquicos de los humanos disminuyen, la necesidad de instrumentos materiales aumenta hasta que la humanidad se convierte totalmente dependiente de un entorno material.

Inevitablemente, esto lleva a la falta de respeto del humano por sí mismo. Como regla general, cuando la gente se vuelve cada vez más dependiente de las cosas materiales en su entorno tiende a perder el respeto por los demás; y cuanto más dependiente se convierten del medio ambiente físico, generalmente se producen catástrofes naturales y guerras.

Según la enseñanza Teosófica hay otras dos Razas Raíces por venir, la Sexta y Séptima. La Quinta Raza Raíz ahora parece haber entrado en su fase declinante, y si sigue un camino similar al de las Razas Raíces anteriores puede ser destruida por la guerra atómica o alguna otra catástrofe.

Siguiendo el mismo patrón, habrá supervivientes de la Quinta Raza Raíz que pueden existir ya que se desarrollará la Sexta Raza Raíz. Al igual que sus predecesores, la Sexta Raza Raíz intentará avanzar en una mayor conciencia humana, que probablemente significa ejercer los intentos para eliminar las causas que promueven la disminución de su predecesor. Siguiendo un patrón similar esta Sexta Raza Raíz disminuirá y la Séptima tomará su lugar. Según Blavatsky la Séptima Raza Raíz marca el final de la evolución de la conciencia humana en la tierra antes de que la humanidad emigre a Mercurio para continuar su evolución.


Te Puede Interesar

Leave a Comment