¿Qué implica el Chamanismo? (parte 2)

Es esencial para el chamán poder entrar en el estado chamánico a voluntad. Es por ello que practica técnicas que le permiten hacerlo, tales como: tambores, ruidos, cantar, bailar, la abstinencia sexual, baños de vapor, mirar fijamente una llama, concentrarse en imágenes, y aislarse a sí mismo en la oscuridad. Aunque algunas sociedades utilizan drogas psicodélicas para este propósito, otros afirman que los medicamentos no son esenciales.

En el estado chamánico, el chamán tiene varios poderes que él no posee en la realidad ordinaria. Él puede ver espíritus y almas, y comunicarse con ellos, hacer vuelos mágicos a los cielos, donde él sirve como intermediario entre los dioses y de su pueblo, y descender a los infiernos, a la tierra de los muertos. Estos vuelos se realizan por que el chamán cambia de forma, monta caballos míticos, hace viajes en barcos de espíritus, y otras acciones similares.

La mayoría creen que deben tener una estrecha relación con la naturaleza, porque su espíritu guardián general es el de una planta o un animal. Muchos dicen que el espíritu guardián toma al chamán a las otras realidades a través de los agujeros entre los mundos, donde se da el conocimiento necesario y el poder para ayudar a su pueblo. Este último objetivo hace que sea indispensable que el chamán se mantenga lúcido durante sus viajes chamánicos, por lo que puede traer de vuelta la información vital que ayudará a su pueblo.


Posts Relacionados :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *