¿Qué es la xenoglosia? (parte 2)

Siguiendo con los casos de xenoglosia, hay uno que es especial por su documentación, este es el caso Jensen, un ama de casa (T.E.) de 33 años de Filadelfia que se sometió a regresión hipnótica realizada por su marido que era médico. Las sesiones tuvieron lugar entre 1955 y 1956. Una personalidad masculina surgió de Jensen; él era un campesino que hablaba un dialecto coloquial sueco con una voz profunda. Durante las regresiones se detectó que el discurso era de alguien analfabeto, pues no era muy fluido y a veces repetía algunas frases automáticamente.

Durante el trance profundo T.E. negó haber tenido algún estudio de lenguas escandinavas, tampoco hubo ninguna manifestación de conocimiento subconsciente de sueco que pudiera interferir en la hipnosis; T.E. No entraba en la personalidad de Jesnen, por lo que se piensa que esta capacidad de hablar sueco fue una manifestación paranormal.

Se ha informado sobre ptros casos de xenoglosia responsiva. Dos de las más auténticas son las de Gretchen y Sharada

La de Gretchen surgió al realizar la regresión hipnótica de Dolores Jay, en 1970, esposa de un ministro metodista en Elkton, Virginia. Gretchen, una chica alemana entendía el ingles y respondía en un alemán sencillo e imperfecto; ella se identificó como Gretchen Gottlieb, hija del alcalde de Eberswalde, Alemania, y al parecer había muerto a la edad de 16 años. Se descubrió que Gretchen en realidad vivió en el siglo 19, y del mismo modo, se determinó que Dolores Jay nunca había estudiado alemán.

Sharada entró en la vida de Uttara Huddar, una mujer india de lengua marathi. La intrusión se produjo durante al menos 8 años. Uttara nació en 1941 y que tenía 33 años cuando la personalidad de Sharada se manifestó; esto ocurrió al estar hospitalizada en 1974 por una enfermedad de la piel, comenzó con varios cambios de humor y surgió durante las instrucciones del yogui en bengalí, a quien Sharada entendía perfectamente.

Bengalí era el único lenguaje que Sharada hablaba, en tanto que Uttara o su familia desconocían esta lengua. Sharada parecía haber vivido en la primera mitad del siglo 19 y haber muerto a los 23 años, pero se negaba a creer que estaba muerta. Ella periódicamente se manifestaba en Uttara y su familia tuvo que acostumbrarse a la visita de esta personalidad.

Tanto Gretchen como Sharada escribieron en alemán y bengalí, respectivamente, y esto se considera como el fenómeno de la xenografía.

Imagen: destinoytarot

 

Te Puede Interesar

Leave a Comment