¿Cómo son los fantasmas?

Los fantasmas, en griego “aparición“, son espíritus o almas desencarnadas que consiguen manifestarse entre los vivos de una forma perceptible, tomando una apariencia visible, produciendo sonidos o aromas y también desplazando objetos, fenómeno llamado de poltergeist. Generalmente sus apariciones se comprueban en los lugares que frecuentaban en vida o en asociación directa a sus parientes y personas cercanas. Hay quienes creen en su existencia y quienes no. Y si existen, ¿cómo son los fantasmas?

¿Cómo son los fantasmas?

Quienes han visto fantasmas les describen como siluetas o sombras monocromáticas, generalmente oscuras o blanquecinas, de contornos difuminados en formas nebulosas y transparentes. Se mantienen flotando en el espacio y es posible que se presenten incompletas o con alguno de sus rasgos sin definir. Es bastante menos usual que sus cuerpos aparezcan opacos, de cuerpo entero y con una apariencia humana normal.

 

Su presencia no pasa de algunos instantes, unos segundos que raramente sobrepasan el minuto. La temperatura del lugar baja sensiblemente y es probable la descarga de baterías en el entorno. Se asocia a su aparición los cambios físicos que puedan realizarse como reformas de la casa, un nuevo habitante del lugar o tal vez un cambio anímico familiar, un hecho trágico sucedido como algún fallecimiento o quizás un hecho emocionalmente significativo como puede serlo un nacimiento.

La mitología, la religión y otras manifestaciones de folklore sostienen la existencia de entidades sobrenaturales, de ciertas manifestaciones vitales más o menos inmateriales y que clasifican en varios tipos:

  • Abstractos: alegóricos como Dios.
  • Naturales No Humanos: inanimados sin movimiento e inanimados con movimiento como el aire, el agua, el fuego, las plantas, los astros.
  • Naturales Animados: animales o animalizados.
  • Antropomórficos: humanos

 

Te Puede Interesar

Leave a Comment